13 agosto 2009

"Pan, Trabajo y Libertad"



Estas palabras, que sin duda ninguna se podian extrapolar a nuestros días, son la que intentaba graffitear un joven almeriense de 19 años en el verano de 1976, en la tapia del antiguo balneario de la Calle San Miguel.
Javier Verdejo, militante de la Joven Guardia Roja, vinculada al P.T.E., e hijo de un ex-alcalde franquista de Almería y estudiante de biología, salió esa noche , junto con un grupo de camaradas, a reivindicar en las paredes de Almería, el anhelado sueño de la sociedad española, que sufria los coletazos de los que tras 40 años de sometimiento fascista, se aferraban a la violencia de sus ideales para perpetuarse en el poder.
Javier, tenia la misión de escribir en un muro, las palabras, "pan, trabajo y libertad", pero la irrupción de unos Guardia civiles, tan solo le permitieron, acabar la palabra "Pan" y la T de Trabajo.
Javier corrió para protegerse hacía la playa de poniente, pero un Guardia le corto el paso y le "descerrajo" la cabeza de un tiro a tan solo unos metros de distancia.
Javier tan solo portaba como arma el bote de spray con el que escribía, sus sueños e ideales.
El Acta policial no tuvo desperdicio.
"El Guardia Tropezó y su arma, un Z-62, se le disparó causando la muerte de uno de los que huían".
El Crimén, como muchos de los que cometió el fascismo en la transición, quedó impune,no hubo ,ni sospechosos, ni culpables.

Hoy en Almería, varios colectivos sociales y políticos de la ciudad han recordado su figura.
" Las paredes del mundo no callarán , hasta que los pueblos tengan, pan, trabajo y libertad".

Fuente documental:
La memoria colectiva del pueblo español.
lahaine.org
rebelión.org
kaosenlared.net

wikipedia

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Un ejemplo de que muerto Franco ni acabó el franquismo ni acabó la represión, más bien todo lo contrario.

Saludos, Grândola.

rafa hortaleza dijo...

no debemos permitir que se olviden estos crímenes. Un saludo.

IUAlhaurin dijo...

Grandola:
Gracias por recordarme el aniversario de la muerte de Javier.
Rafa: No los debemos olvidar, pero creo que aún debemos exigir justicia, y que se juzge a los culpables

fernando_mh dijo...

Todos los Javieres Verdejos que sufrieron y murieron a manos de los fascistas se merecen, al menos, nuestro recuerdo. El olvido sería como volverlos a torturar o matar.

hugo dijo...

Y por cierto, el gobernador civil de Almería que se negó a investigar el asesinato fue después magistrado del Tribunal Supremo de nuestra ejemplar democracia hasta que se murió el año pasado.

IUAlhaurin dijo...

Gracias don Fernando por el link.

Interesante Aportación don Hugo.
Salud y república

Related Posts with Thumbnails